el tiempo pasa sin darnos cuenta – sesión en Barcelona

De repente al mirar una foto me entra un pinchacito en el estómago… ya han pasado 21 años.

Todavía recuerdo cuando te daba el biberón, cuando te tenía en mis brazos, cuando te hice tu primer quiriqui…
Recuerdo que te encantaba salir corriendo a coger el teléfono y te ponías a hablar con quien llamaba aunque todavía ni se te entendía.
Recuerdo cuando me llamabas mama.
Recuerdo cuando te llevaba al cole y tu con tus piernecillas ibas saltando para poder seguir el paso de mis piernas, siempre me decías desde ahí abajo con cara de penita “¡Aida no corras!”.
Recuerdo que te daba mi dedo para que tus manitas me cogieran para salir a pesar.
Recuerdo que eras mi muñeca, mi juquete, uno de mis dos tesoros con los que he disfrutado y compartido siempre.

La vida pasa muy rápido y por suerte, gracias a papá que siempre ha estado y sigue estando detrás de nosotros con la cámara tenemos fotos de todos los momentos que recuerdo.

Estas fotos son sólo de un ratito que estuvimos juntas hace poco. Ahora vivimos bastante lejos pero quiero poder disfrutar contigo muchos ratitos más cada vez que nos veamos. Te quiero.

Aida

 

Esta es una de nuestras primeras fotos de los tres juntos. La tengo pegada en la pared delante del ordenador, me encanta mirarla. Me encanta recordar todos los momentos que hemos vivido y pensar en todos los que nos quedan por vivir.

2 comentarios
¿QUÉ TE HA PARECIDO?

tu mail nunca se publicará o se compartirá. Los campos marcados son obligatorios *

  • marta - Precioso!!!!!!!!!!!ResponderCancelar

  • Noelia - ¡¡Pero mira que carilla tienes de chica Aida!! 😉 QUe bonitas las fotos, pero sin duda esa última foto de los tres es la mejor. Un besitoooResponderCancelar